El caso de Amado Melo se nos revela como la pura persistencia encarnizada. Arquitecto, pintor, escultor, dibujante, vitralista y bohemio por excelencia. Durante mas de 25 años se mantiene activo, polifacético, acechante, viajero, apasionado, “Conversador de arte”. El resultado ha sido una obra en proceso a través de la cual intenta plasmar un íntimo universo visual pleno de alusiones a lo biológico seminal. A las raíces de la fertilidad, a la “metafísica de la materia” y a los enigmas de la imaginación.

Amable López Meléndez
Curador del Museo de Arte Moderno. Santo Domingo, República Dominicana.
Ex  Presidente de la Asociación Dominicana de Críticos de Arte.
Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte.